Aceite facial
Rosa mosqueta

Aceite obtenido por presión en frío y  originario del sur de Chile.

Se considera un aceite graso, por lo que no se recomienda su uso en pieles grasas o acnéicas.
Reconocido por sus propiedades regenerantes, cicatrizantes y antiarrugas.
Se aconseja su uso para recuperar la piel después de quemaduras por su gran efecto regenerador dérmico.
Su utilización continuada difumina las estrías acelerando el proceso de regeneración del tejido roto.
De ayuda en tratamientos despigmentante de la piel, elimina las manchas producidas por el sol o bien por el paso del tiempo.

Principios activos:
80% de Ácidos grasos que actúan como regeneradores de la piel y retrasan los signos del envejecimiento.

Modo de uso:
Aplicar sobre el rostro o cuerpo como aceite antienvejecimiento e hidratante.
Utilizar suavemente a diario, sobre la estría o la cicatriz .
Utilizar como contorno de ojos antiarrugas, sólo ó mezclado con una crema o aceite base.

Presentación: 15 - 60ml